C. Sierra Negra.

Empresa dedicada a la cria de la Perdiz Roja desde la década de los 80. Manteniendo la pureza genética en nuestros campos.

Perdices bravas.

Nuestras perdices presentar carácter bravio y instinto de supervivencia. Adaptandose con facilidad a los distintos ecosistemas.

Alimentación

La perdiz crece a base de cereal y se complementa con alimentación vegetal, para mejorar el desarrollo del sistema digestivo.

Presentación.

La alimentación y el espació son fundamentales para que la perdiz presente un plumaje perfecto en forma y color.


Últimos post

Actividad

Tags

alectoris alectoris. alectorisrufa alimentación alimentacion almendra alubias asada calidad cinegética cocina confitada cria depredacion economia empanada escabeche gazpacho gazpachomanchego granja incubadoras instalación morfologia perdices perdigón perdiz perdizroja perdiztoledana predación predacion predadores receta reclamo repoblacióndeperdices rufa toledana video vuelo zorro
 

Cinegética Sierra Negra

Importancia económica de la perdiz roja

La Perdiz Roja es la especie más valorada entre los cazadores peninsulares y tiene un papel importante dentro de los diferentes ecosistemas peninsulares. Esto viene atestiguado por las cifras de capturas y su valor económico según el Anuario de Estadísticas Agrarias, y el estudio de la caza como sector económico, y en el que simplemente el valor de las perdices constituía más del 8% de las rentas directas e indirectas que genera la caza.

Sabemos que la perdiz está en segunda posición por detrás del conejo en número de capturas, pero su montante total económico es superior a cualquier otra especie, y especialmente en lo que a ingresos complementarios se refiere. Además, su caza es de gran importancia en casi todas la Peninsula Iberica, constituyendo entre un 10 a 30% de los ingresos totales por las piezas.

En valor absoluto Castilla La Mancha y Andalucía se desmarcan claramente del resto de Comunidades Autonomas, aunque puede verse que la importancia es considerable en Levante y Valle del Ebro. Estas diferencias económicas entre el Norte y el Sur peninsular se traducen en distintas formas de gestión cinegética:

  • Zona Norte: Predomina una ‘caza social’ donde los propios cazadores gestionan los terrenos.La ‘caza comercial’ se circunscribe a los llamados ‘cotos intensivos’. El resultado es una población de perdiz poco adulterada, lo que se ve reflejado en un índice de repoblación(Nº granja/Nº silvestre)  bastante bajo, aunque las densidades también son reducidas.
  • Zona Sur: En la mayoría de terrenos se practica una ‘caza comercial’, donde se hace una gestión empresarial y las ‘sueltas cinegéticas’  son la práctica más habitual. La ‘caza social’ tiende a la extinción, por lo que la población perdicera presenta un alto índice de repoblación, presentando altas densidades, al menos en la época de caza.

Perdices en olivos

A parte del valor económico y natural de la especie, debe añadirse la riqueza cultural que aporta su caza con multitud de modalidades cinegéticas. Las modalidades legales en la actualidad suelen resumirse en tres:

  • Ojeo: personas y perros baten el terreno hacia una línea imaginaria en que se ocultan los cazadores.
  • Al salto o en mano: la diferencia entre ambas estriba en el número de cazadores. En la primera participa un solo cazador, mientras que en la segunda se utiliza una estrategia de equipo llevada a cabo entre varios cazadores y que consiste en acosar a las perdices caminando tras ellas. En ambos casos suele contarse con el auxilio de perros.
  • Con reclamo: consiste en llevar un macho de perdiz enjaulado hasta un puesto durante la época de celo (febrero-marzo). El animal reclama atrayendo a las perdices salvajes que son abatidas por el cazador oculto desde el puesto.

Debe tenerse en cuenta que estas tres modalidades cuentan con infinidad de matices entre las distintas zonas geográficas, lo que aporta en sí una mayor riqueza cultural. El periodo de caza también es variable según la legislación de cada comunidad, aunque suele corresponder con la temporada general (octubre-enero) para todas las modalidades menos el reclamo, que al tener que practicarse en época de celo, suele llevarse a cabo entre febrero y marzo.

 

<< Volver a la página anterior

Actualizado el 3/6/2014 | §Permalink

Qué ver?


We use our own or third party cookies to improve your web browsing experience. If you continue to browse we consider that you accept their use.  Accept